Como pintar una moto


Como pintar una moto





Para pintar una moto, lo primero que tenemos que hacer es prepararla. Tenemos que desmotar todas las piezas que podamos y tapar con cinta de carrocero las partes que no queramos que se manchen con la pintura.

Pasamos una lija fina por todas las piezas a pintar hasta que queden completamente regulares. Limpiamos bien el polvo y seguimos hasta que haya salido toda la pintura. Podemos utilizar productos decapantes que nos ahorrarán mucho trabajo. Una vez eliminada toda la pintura, limpiamos bien que no quede ningún resto de decapante ni de polvo.

Seguidamente y una vez nos hayamos asegurado de que no quedan restos, podemos masillar los desperfectos con masilla especial. Una vez haya secado la masilla, procedemos a lijar para dejar todo perfecto.

Cuando ya lo tengamos preparado, no nos queda más que aplicar la imprimación, que será la primera capa de pintura que agarrará bien a la pieza todo el resto de pintura que apliquemos.

Finalmente no nos queda más que aplicar el resto de la pintura buscando conseguir el mejor acabado posible. Podemos ayudarnos de pistola de aire comprimido.