Como rellenar cojines


Como rellenar cojines





En ocasiones compramos cojines que no contienen el suficiente relleno, o incluso con el paso del tiempo, este relleno se va aplastando y al final dejan de ser lo cómodos que queremos.

Por ello, antes de deshacernos del cojín, podemos plantearnos rellenarlo de nuevo para poder darle un segundo uso.

Rellenar un cojín es sumamente sencillo. Lo único que vamos a necesitar es comprar el relleno que más se adapte a nuestras necesidades. Puede ser espuma, relleno sintético, plumas, etc.

Los pasos para rellenar un cojín dependerán por supuesto del tipo de cojín que tengamos. Algunos cojines actuales cuentan con una cremallera en uno de sus laterales, por lo que tan sólo tendremos que abrir esta cremallera, añadir todo el relleno que queramos y volver a cerrarla.

No obstante, la mayoría de los cojines que tenemos en casa van cosidos por sus cuatro lados. En este caso, tendremos que descoser uno de los laterales. Para ello buscaremos el hilo y lo cortaremos. Poco a poco lo vamos sacando hasta que quede completamente abierto. Rellenamos con el relleno que hemos comprado y no nos queda más que coserlo de nuevo.