Manualidades de navidad fáciles


Manualidades de navidad fáciles





Si estamos pensando en realizar una manualidad para estas navidades pero no estamos muy acostumbrados y preferimos empezar por algo fácil, lo ideal es comenzar a trabajar la imaginación.

Por ejemplo, podemos utilizar unas velas y coger cualquier recipiente que tengamos por casa para colocarlas. Por ejemplo, un cuenco transparente de vidrio. Situamos las velas en su centro y las calentamos ligeramente por la parte inferior, de forma que se derrita un poco la cera y, al situarlas, se queden pegadas. Añadimos unas cuantas piedras de río por el fondo y llenamos de agua. Ahora podemos coger un trozo de madera, unas flores que floten o cualquier elemento del estilo y ponerlo sobre el agua para dar un toque distinto.

Si queremos mejorar aún más esta manualidad, podemos utilizar algún lazo o poner pequeñas ramas de madera por el exterior de forma que abrace todo el cuenco y quede lo más original posible.

Y sobre todo, paciencia, ya que las manualidades necesitan tiempo para aprenderse y es importante ir despacio.