Anillo de bodas


Anillo de bodas





Los anillos de bodas eran tradicionalmente de uno a dos estilos, lisos y solo se diferenciaban por el grosos o por la curvatura de sus cantos.

Las mujeres solían lucir un anillo anexo denominado “cintillo” que podía llevar una serie de piedras preciosas. En la actualidad los anillos de bodas  se diferencian unos de otros, los de los hombres son de forma y estilos austeros y los de la mujer pueden tener determinado vuelo artístico y llevar incrustaciones de piedras preciosas u otros materiales.

Es común ver los anillos de oro puro con agregados de platino, labrados manualmente o por medio de los sistemas láser de última generación que permite grabar de forma perfecta cualquier imagen.

Cuenta la leyenda que los orígenes del anillo de bodas provienen de una tradicional medieval donde el hombre montado sobre una cabalgadura paseaba por el pueblo con la reciente esposa con un collar sujeto a una cuerda como demostración de que esa mujer ya tenía dueño.

60-Anillos de bodas.

Al pasar los años los anillos de bodas los portan ambos integrantes de la pareja y son el símbolo de compromiso. Los anillos se suelen lucir en el dedo anular de la mano izquierda –en la mano derecha significa compromiso pero no casamiento- y en la antigüedad el hombre o la mujer que tenía dos anillos en el mismo dedo anular significaba que habían enviudado.