Paredes con piedra


Paredes con piedra





No hay necesidad de utilizar piedras para la decoración de una pared en específica principalmente cuando no se tiene una buena fuente de dinero, ya que con solo la imitación de este material se puede lograr el mismo efecto en solo segundos.   Al optar por decorar las paredes imitando la piedra se logrará conseguir en el hogar un toque rústico muy original, donde solo se necesitará de una textura rugosa que se pueda extender a la perfección sobre toda la pared. Con esta opción se garantiza la originalidad, el estilo, la elegancia y la personalidad en cualquier estancia.

 

Para llevar este trabajo a cabo lo primero que se debe de hacer es delimitar el lugar donde se colocara la textura rugosa y se debe de preparar la masilla, luego se debe de marcar líneas verticales y horizontales que serán la que definirán la anchura de los ladrillos. Posteriormente se toma una esponja y se presiona para conseguir el efecto rugoso y se repasan las juntas  con un mango de un pincel para así tener un acabado profesional, donde se deberá de presionar sobre cada línea marcada.