Decoración minimalista


Decoración minimalista





Una de las tendencias decorativas que más se destaca en la actualidad es el estilo minimalista, con el cual se logra crear espacios originales, elegantes y altamente funcionales. El estilo minimalista viene utilizándose desde los años 60 donde según va avanzando la tecnología y la modernidad va cambiando para así cubrir mucho más las necesidades de cada persona. Este estilo es muy utilizado al momento de decorar espacios pequeños ya que no utiliza muchos mobiliarios que pueden achicar más el lugar, en cambio solo usa los muebles de mayor necesidad en el lugar, y los mismos suelen ser multifuncionales, extensibles o modulares.

Para decorar con un estilo minimalista solo se debe seguir algunas pautas que harán relucir las características fundamentales de este estilo, por ejemplo, los colores a utilizar en la decoración deben ser puros y se debe utilizar al máximo las formas geométricas simples, tanto en los mobiliarios como en los accesorios y elementos decorativos.  Se hace uso de los materiales industriales con los cuales se logra diseñar superficies lisas, y los muebles generalmente son de líneas rectas.

El color de mayor utilización en el estilo minimalista es el blanco y sus demás tonalidades. Este es combinado con el negro utilizado en los muebles que agrega un contraste espectacular.   El uso de los estampados se obvia por completo, principalmente en las cortinas, utilizándose en sustitución formas lisas y de colores puros, lo cual agrega más modernidad en el espacio. Del mismo modo el estilo utiliza diversos materiales que le distingue como es el vidrio, el cemento pulido y los alambres de acero.

En toda la vivienda debe primar el orden, ya que esto caracteriza esta tendencia arquitectónica. Del mismo modo la ubicación a dar a los muebles debe de ofrecer mayor espacio visual pues el estilo minimalista siempre debe lucir completamente abierto. Si la persona busca crear un poco de contraste, debe de utilizar algunos detalles ornamentales como es el uso del cojín de la alfombra, o de cualquier otro objeto ornamental.