Ejemplos de decoración zen


Ejemplos de decoración zen





Muchas personas buscan la forma de decorar con cierta armonía e iluminación, por ello terminan eligiendo un estilo zen, el cual además proveerá paz interior  y mayor relajación. Este estilo decorativo deja a un lado el uso de adornos artificiales para así tener un ambiente mucho más agradable y puro. El Zen va de la mano con la simplicidad  y toma mucho en cuenta el equilibrio y la armonía no solo de la decoración sino que también toma en cuenta la arquitectura del lugar.

Este estilo hace uso de colores neutros como es el crema y el gris, así como también de colores blancos. Para dar cierta alegría se utilizan algunos toques leves de color, pero esta vez por medio de algunos elementos decorativos que se ubiquen en el hogar.   Hace uso de la piedra, de la madera al natural, y de otros tipos de materiales que aún no han pasado por procesos industriales.  La piedra es muy utilizada en la decoración de la cocina, donde se deja a un lado el uso de la cerámica. En cuanto al piso se utiliza la madera clara, la cual provee calidez y armonía en todo el lugar.

El mobiliario a utilizar debe ser de líneas rectas, de madera natural, simple, deben ser bajos y deben aumentar la armonía y crear cierto orden en el espacio a ubicar.   La iluminación a dar debe ser difusa para ello se recomienda utilizar artefactos escondidos para así generar una atmósfera de relax y de intimidad.   No se debe abusar con los objetos decorativos, y los que se pretenden ubicar deben ser de cristal y madera.  En cuanto a las telas que se utilicen en tapicería deben ser de fibras naturales como es el lino, la seda, el algodón y demás tejidos rústicos.