Muebles para salón de belleza


Muebles para salón de belleza





Los muebles para salones de belleza tienen que reunir determinados requisitos para ser aptos para la función específica que deben cumplir. Los sillones de tratamientos de belleza –teniendo en cuenta las horas que pueden estar sentados los que concurren a los salones para los tratamientos elegidos- deben ser anatómicos o regulables a las distintas características físicas, cómodos, higiénicos y estéticos.

Los espejos  que se ubican de frente a la persona atendida deben ser amplios y bien iluminados de la misma manera que todo el ambiente.  Los muebles contenedores de los elementos  deben ser cerrados y capaces de ubicar a todos los aparatos fundamentales que utiliza el operador del tratamiento.

Los muebles especiales para salones de belleza suelen ser de cajonera y estantes altos para que el operador de los tratamientos no tenga que agacharse a buscar elementos en cajones o receptáculos muy cercanos al piso.

Es de vital importancia que todos los muebles para salones de belleza sean de fácil higienización evitando los materiales porosos que puedan mancharse con tinturas u otros tipos de colorantes.