Como preparar Risotto de Camarones y Guisantes


Como preparar Risotto de Camarones y Guisantes





Para: 4 personas

  • 4 Tazas de Agua
  • 1 lata de caldo de vegetales o pollo
  • 1 libra de camarones medianos pelados y limpios(Reservar la piel o caparazón aparte)
  • 1 cuch. de mantequilla o margarina
  • 1 cuch. de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 2 tazas de arroz arborio (de risotto)
  • 1 1/2 taza de vino blanco seco
  • 1 taza de guisantes congelados
  • 1/4 de perejil freso finamente picado, sal y pimienta fresca.

¿Cómo preparar esta rica receta?

Hervir en una cazuela el agua, el caldo y la piel del camarón. Reducir el calor y dejarlo a fuego bajo por unos 20 minutos. Pasar el caldo por un colador. Necesita obtener 5 1/2 tazas: medir y si no llega a esta cantidad, agregar agua, hasta completarla. Regresar al caldo a un fuego alto. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y mantenerlo así. Calentar la mantequilla en una cazuela ancha y baja, a fuego medio. Agrega los camarones, al a gusto y pimienta fresca molida. Cocinar por unos dos minutos, revolviendo hasta que el camarón pierda la transparencia. Pasarlo a un plato aparte.

En la misma cazuela donde ha cocinado el camarón calentar el aceite de oliva. Agregar la cebolla y cocinar por dos minutos, hasta que se suavice, pero cuidando no quemarlo. Añadir el arroz y una cucharadita de sal, y revolver con una cuchara de maderas hasta que se haya mezclado bien. Poner el vino y revolver hasta que se haya consumido. Tomar un cucharón de caldo y vertirlo sobre el arroz. Revolver hasta que el líquido se evapore. Volver a agregar otro cucharón de caldo, y repetir la operación a medida que vaya evaporándose el líquido. No dejar de revolver. Agotar todo el cado llevará unos 25 minutos, al final el arroz tendrá una consistencia cremosa, pero el grano estará firme (al dente).
Adiciona los guisantes y los camarones. Mézclalos para incorporarlos bien al arroz. Retirar del fuego, taparlo y dejarlo descansar por dos minutos.  Servir enseguida en platos o tazones tibios. Adornarlo con el perejil fresco.