Manualidades con espejos


Manualidades con espejos





Si encontramos un viejo espejo por casa que no vayamos a utilizar o que esté roto, es la ocasión perfecta para realizar una bonita manualidad con él.

Tenemos que preparar el vidrio de forma que no queden esquinas o zonas peligrosas y protegernos durante nuestra labor para evitar sustos.

Ahora no tenemos más que coger un trozo de madera de marquetería, darle la forma que más nos guste (cuadrada en nuestro caso) y abrir en el centro el lugar donde colocaremos el espejo. Al pegarlo por la parte trasera, no tendremos problemas para dar formas originales a este agujero interior (cuadradas, redondeadas, en forma de elipses o todo lo que se nos pueda ocurrir.

Ahora tenemos que pintar el marco y añadir los motivos que consideremos adecuados. Cuando haya secado, no tenemos más que pegar el espejo en la parte trasera y añadir un pequeño gancho que nos permita colgarlo en cualquier pared o mueble, y ya habremos terminado esta fantástica manualidad.