Barras de cortinas de baño


Barras de cortinas de baño





Una de las claves a la hora de construir y organizar un baño es elegir si finalmente en él habrá una ducha -con sus respectivas mamparas de cristal que se abren y se cierran mediante raíles- o, al contrario, una bañera de las de toda la vida que va acompañada de unas cortinas para mantener la intimidad del que esté en el baño en ese momento.

Dichas cortinas siempre se culegan mediante las llamadas barras de cortinas de baño o barras de sujeción. Éstas en la gran mayoría de las ocasiones son blancas o del propio color del metal y muchas veces se suelen adornar mediante diferentes formas y adornos en los extremos de las barras que le dan un toque moderno a ese espacio interior.

Se pueden comprar prácticamente en cualquier ferretería del barrio, de forma que son baratas y muy sencillas de encontrar a poco que uno viva en una ciudad más o menos grande.

En los baños lo más habitual es que haya una ducha con una mampara de cristal que se desplaza a los lados según si hay o no alguien dentro aseándose, pero en otros muchos baños también es habitual encontrarse con bañeras que han de ir acompañadas de cortinas de baño para mantener la intimidad de la persona que esté allí dentro.

Barras-cortinas-de-baño

Resulta necesario que dichas cortinas vengan con unas barras especiales para sujetar las mismas. Estas barras se suelen colocar entre dos paredes, de forma que quedan encajadas y se pueden ajustar para mantener la presión ideal para que no se caigan con toda la cortina dentro del baño.

Estas barras también crean tendencias y normalmente suelen tener motivos y figuras curiosas en sus extremos, pero eso ya depende del baño y de la persona que quiera tener unas cortinas a la moda.