Manualidades con papel corrugado


Manualidades con papel corrugado





Si tenemos papel corrugado a mano, podemos preparar una divertida bolsa para que los pequeños de la casa puedan llevar sus cositas de un lado al otro.

Fabricar la bolsa es muy sencillo. Tenemos que contar con un rectángulo de papel corrugado, el cual doblaremos por la mitad y realizaremos dos dobleces que den el ancho de la parte inferior. Ahora no tenemos más que doblar los laterales para pegarlos posteriormente y ya habremos terminado con nuestra bolsa salvo por un detalle, que es el de añadir las asas en la parte superior para que pueda ser transportada fácilmente.

Adicionalmente podemos añadir motivos infantiles como el conejo que podemos observar en la imagen para conseguir el toque final y que le guste más a nuestros hijos.

Para ello no tendremos más que cortar las piezas que queramos añadir y fijarlas a la bosa utilizando cola. También podemos utilizar otros materiales como ojos móviles o todo lo que se nos ocurra.