Saltar al contenido

Pasos para construir una casa: la guía definitiva

Casas con fachada de cantera

¿Cuáles son los pasos para construir una casa?

¿Ya se imagina relajarse en una tumbona en medio del soleado jardín de su nueva casa? Antes de llegar a eso, usted sospecha que un proyecto de construcción de una casa debe ser considerado cuidadosamente, y que un número de pasos serán necesarios antes de que usted pueda mudarse a su futura casa. Desde la elección del terreno hasta la recepción del alojamiento, llene de consejos y trucos para ayudarle en cada etapa de la construcción de su casa!

Paso 1: Definición del proyecto de construcción y elección del emplazamiento

1. Definición del proyecto y presupuesto

Cuando usted decide construir su casa, primero debe estimar el presupuesto total que representa un proyecto de este tipo. Tómese el tiempo de enumerar sus necesidades y gustos (casa tradicional / contemporánea, de una o varias plantas, calidad de los materiales utilizados, número de dormitorios, número de baños, superficies…), para estimar su aportación personal y las diferentes fuentes de financiación a tener en cuenta (hipoteca y ayuda económica).

¿Sabias esto?
Para ayudarle a refinar su presupuesto, no dude en pedir consejo a un profesional de la construcción (arquitecto o constructor). Esto le permitirá estimar con precisión todos los costos de construcción esperados y evitar perder algunos gastos en los que no había pensado.

2. Evaluación de su capacidad de préstamo

Si algunas personas prefieren comprar dinero en efectivo o hacer una contribución significativa a la construcción de su casa, generalmente es más rentable pedir prestado, especialmente cuando las tasas de interés son bajas.

Para hacer esto, usted necesitará visitar a un corredor o banco para estimar su capacidad de préstamo. Se calculará en función de sus ingresos, de su aportación personal, de sus gastos corrientes, así como de las ayudas financieras que se le puedan conceder (préstamos sin intereses, subvenciones locales, etc.).

3. Investigación de campo

Mucho antes de la fase de construcción viene la fase de búsqueda del terreno. Asegúrese de que tiene en cuenta sus criterios y de que el proyecto de construcción de su casa es compatible con las normas de urbanismo de la ciudad:

  • Medio ambiente: ¿prefiere un terreno situado en una zona residencial, en el centro de la ciudad o en el campo?
  • Ubicación en relación con el lugar de trabajo: ¿está el terreno situado a una distancia razonable de su lugar de trabajo?
  • Accesibilidad: ¿es fácilmente accesible por carretera y/o transporte (autobús, metro, estación…)?
  • Proximidad a comercios y servicios: ¿está cerca de supermercados, pequeños comercios, escuelas, gasolineras, farmacias, hospitales, médicos….?
  • Superficie del terreno: consultar en línea el catastro del municipio para conocer la delimitación exacta de la parcela.
  • Orientación de la tierra: ¿Cuál es la exposición de la tierra al sol (favorecer una exposición al Suroeste, en lugar de una exposición total al Sur) y a los vientos?
  • Constructibilidad: para asegurar que el terreno es edificable y en qué condiciones, solicitar un certificado de urbanismo al ayuntamiento del municipio del que depende.
  • Viabilidad del terreno: ¿está ya conectado o se puede conectar a las redes de electricidad, agua, gas, teléfono o alcantarillado (si no lo está, tenga en cuenta que existen sistemas de saneamiento individuales)?
  • Normativa urbanística: ¿es compatible la construcción propuesta con la normativa urbanística vigente en el municipio (normas de propiedad común, normas relativas a las características de la futura vivienda, coeficiente de ocupación del suelo, etc.)?

Fachada de casas de un piso

Paso 2: Preparación de los planos y trámites relacionados con la construcción

1. Elección del profesional encargado de la construcción

Si aún no ha elegido un profesional para construir su casa, es en esta etapa cuando debe decidir (a menos que prefiera construir su propia casa). Para apoyarle en su proyecto de construcción de casas, hay 3 posibilidades: llame a un arquitecto, a un constructor o a un director de proyecto. Aquí están las especificidades de cada uno de ellos:

  • Arquitecto: utilizar un arquitecto significa elegir un proyecto a medida, de acuerdo con sus deseos y necesidades. Cuando está autorizado para gestionar el proyecto (DPLG o DE-HMONP), puede ayudarle desde la elaboración de los planos hasta la aceptación de la obra, pasando por la solicitud de la licencia de obras, la elección de los contratistas y el seguimiento de las obras. Si el arquitecto es generalmente el profesional más caro, sepa que su profesión es muy supervisada, que puede hacerle realizar ahorros sustanciales (diseño de edificios energéticamente eficientes, negociación de tarifas para proveedores de servicios, materiales…) y que tiene la obligación de suscribir un seguro decenal. Más información sobre el arquitecto y sus misiones
  • Constructor: a través de un constructor, usted se beneficia de un único punto de contacto, que le acompaña desde el diseño de su proyecto hasta la entrega de la obra. Al igual que el arquitecto, el constructor asiste a sus clientes en la elección de las opciones técnicas, en las tareas administrativas (en particular en la solicitud de la licencia de obras) y en la elección y coordinación de todos los oficios que pueden intervenir durante la construcción. Además de su precio más asequible, el uso de un constructor ofrece muchas garantías a través de la firma de un contrato para la construcción de una vivienda unifamiliar (entrega a precio y plazo acordados, terminación perfecta, buen funcionamiento y plazo de diez años). Por otro lado, su futura vivienda debe elegirse entre los modelos del catálogo del fabricante, y su personalización será limitada. Más información sobre las especificidades del fabricante
  • Jefe de proyecto (no arquitecto): se trata generalmente de un profesional de la construcción (oficina de diseño, economista de la construcción…), cuya función es apoyarle en cada etapa de la construcción de su casa. Normalmente llama a un arquitecto durante la fase de diseño del proyecto para crear un proyecto personalizado, adaptado a sus gustos y necesidades. A diferencia del arquitecto (DPLG o DE-HMONP), el jefe de proyecto no arquitecto no está sujeto al cumplimiento de un código de ética y ningún título garantiza su formación o habilidades. Por último, como el contrato de gestión del proyecto no está regulado, compruebe las distintas cláusulas mencionadas antes de firmarlo.
¿Sabias esto?
El uso de un arquitecto es obligatorio para cualquier construcción con una superficie de 150 m² o más, independientemente del profesional a cargo de la construcción. Si ha optado por un constructor no arquitecto o contratista principal, este último tendrá que trabajar conjuntamente con un arquitecto de DPLG o DE-HMONP desde el diseño de la casa hasta la presentación del permiso de construcción. Su persona de contacto seguirá siendo el fabricante o el director de proyecto.

2. Solicitud de hipoteca y escritura de compraventa

Después de consultar a un corredor o de comparar las tasas de crédito y las condiciones ofrecidas por diferentes bancos, usted decidió dar el paso.

Por lo tanto, debe acudir al banco con todos los documentos necesarios para completar su expediente de solicitud de préstamo (documentos de identidad, prueba de su situación familiar, prueba de residencia, nóminas, declaraciones que demuestren su contribución personal, contrato de construcción, permiso de construcción, etc.).

Una vez que se ha presentado la solicitud de préstamo y el banco ha obtenido el acuerdo de principio del banco, le envía una oferta de préstamo. Usted tiene un mínimo de 10 días para pensar y aceptar o no esta oferta. Si las condiciones propuestas son aceptables para usted, deberá devolver la oferta firmada por correo certificado.

Un paso esencial sigue siendo: la firma de la escritura pública en la notaría, durante la cual se paga la propiedad, los honorarios del notario y los honorarios de la agencia. Usted es oficialmente el propietario de su futura casa!

3. Estudio de suelos

El estudio de suelo (o estudio geotécnico), obligatorio desde la Ley Elan de 23 de noviembre de 2018 para la construcción de una vivienda unifamiliar, tiene por objeto analizar la naturaleza del suelo con el fin de saber qué tipo de cimentación se debe colocar para garantizar una estabilidad óptima de la futura vivienda.

Este estudio de suelos es requerido por un gran número de aseguradoras a la hora de contratar un seguro de daños y obras. Debe llevarse a cabo antes de la venta por parte del vendedor del terreno. Este último deberá adjuntarlo al contrato de venta si el terreno está situado en una zona afectada por movimientos diferenciales de tierras debidos a la sequía y a la rehidratación del suelo.

 

Créditos & citaciones en formato APA: Revista decorativa JOP.es, equipo de redacción profesional. (2019, 07). Pasos para construir una casa: la guía definitiva. JOP. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.jop.es/42123807-pasos-para-construir-una-casa-2.html.
error: Content is protected !!