Saltar al contenido

Instalar una sauna en casa: ¿qué preparativos son necesarios?

sauna-en-casa

Un verdadero remanso de paz, la sauna es una forma eficaz de luchar contra el estrés de la vida cotidiana y de disfrutar de agradables momentos de relajación. Fácil de instalar en casa, su ubicación se define en función del espacio disponible.

La creación de un espacio de bienestar en el hogar se ha convertido en un hábito generalizado, gracias a la facilidad de instalación y a la reducción de costes.

Las saunas constan de una cabina de madera de dimensiones variables según el número de plazas, con una puerta de cristal para la entrada y salida. En general, la sauna dispone de bancos en los que sentarse o tumbarse durante el tratamiento, así como, por supuesto, la estufa eléctrica para calentar la cabina.

¿Dónde instalar su sauna?

Si no tienes jardín, puedes instalar tu sauna sin ningún problema en casi cualquier lugar dentro de tu casa. Tenga en cuenta todas las adecuaciones para esta instalación.

Si elige una sauna prefabricada, asegúrese de que el techo tenga al menos dos metros de altura. Por otro lado, si usted planea instalarlo en un sótano o bajo el techo, elija un modelo hecho a medida. Si usted está planeando instalar en una habitación con cuatro paredes existentes o si la habitación para acomodarla es relativamente pequeña, elija una sauna con revestimiento de pared. Si elige una sauna combinada con ducha integrela en su cuarto de baño.

La instalación de una sauna no es una tarea insuperable, pero hay que tener en cuenta toda una serie de elementos. Es importante tomar las medidas preparatorias necesarias para evitar sorpresas desagradables.

1. Asegúrese de tener suficiente espacio

La primera pregunta que debe hacerse es dónde instalar su sauna. Algunas personas a veces tienen espacio sin usar en la casa que pueden usar para la sauna. Pero no todo el mundo tiene este lujo, por supuesto. Las saunas se colocan más a menudo en el cuarto de baño (más grande) o en el jardín. Asegúrese de que la sauna no sea innecesariamente  grande o demasiado alta, ya que esto aumenta el consumo de energía. Por eso, la segunda pregunta que debe hacerse es el número de personas que realmente usarán esta sauna.

2. Elija la ubicación que requiera el menor aislamiento

Una sauna se puede instalar perfectamente en una caseta de jardín. La única desventaja es el aislamiento adicional requerido por esta ubicación y el aumento de la factura de energía en medio del invierno. Si tiene la posibilidad, es mejor que instale su sauna en la casa. Pero debería saber que, también en este caso, el aislamiento sigue siendo una cuestión importante. De lo contrario, las otras habitaciones de la casa o del baño estarán innecesariamente calientes y sus costos de energía aumentarán. También asegúrese de no instalar la sauna directamente contra la pared, ya que puede tener problemas de humedad o condensación después.

3. Una bañera o una ducha directamente al lado no es una obligación.

La ducha o el baño frío después de la sesión de sauna es parte del ritual. El objetivo es detener la transpiración; además, este rápido enfriamiento tiene un efecto relajante. También estimula la circulación sanguínea y la resistencia inmunológica. Por eso, el cuarto de baño es el lugar ideal para instalar la sauna. Si elige otro lugar, como una habitación sin usar, puede ir fácilmente al baño para tomar una ducha o un baño.

4. No olvide la tensión eléctrica suficiente

La presencia de tensión suficiente es un punto importante, ya que determina la posible potencia de la estufa. La integración de su sauna en el cuarto de baño es cómoda: tiene fácil acceso al circuito independiente existente de «zonas húmedas» o a un circuito eléctrico protegido contra cortocircuitos debidos a la humedad.

Una toma de corriente normal es suficiente para las saunas de una persona cuyo tamaño no supere 1,20 m x 1,50 m de media. Por supuesto, puede instalar una cabina más grande si el espacio lo permite. En este caso, la tensión eléctrica se adaptará de forma diferente y será necesario trabajar con un cable directamente conectado a la caja eléctrica.

5. Utilice los materiales adecuados

Si está pensando en instalar una sauna más tarde, es mejor tener esto en cuenta desde el principio al elegir el material del suelo. Debe ser fácil de mantener.

Dado que una estufa eléctrica no calienta el suelo a más de veinte grados, no es necesario tener en cuenta las variaciones de temperatura a la hora de elegir el material. Una sauna se puede colocar en casi cualquier tipo de suelo, desde baldosas hasta parquet. Sin embargo, no se recomienda el uso en alfombras.

6. No hay necesidad de ventilación adicional

Contrariamente a la creencia popular, no se requiere ventilación adicional cuando se instala una sauna. De hecho, el aire circula naturalmente en la cabina. Se trata de un proceso cerrado en el que la estufa absorbe el aire y lo redistribuye diagonalmente en el espacio. Un desglose adicional sería incluso desfavorable en este contexto.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista decorativa JOP.es, equipo de redacción profesional. (2019, 08). Instalar una sauna en casa: ¿qué preparativos son necesarios?. JOP. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.jop.es/42123908-instalar-sauna-casa-preparativos-necesarios.html.
error: Content is protected !!