Saltar al contenido

Project Management de Construcción

project management de construcción

Hay cada vez más gente interesada en comprar una vivienda para reformar y hacerlo a su gusto. Generalmente no tenemos todos los conocimientos necesarios para poder llevar a cabo todas las tareas y organizar el trabajo, por lo que necesitaremos el asesoramiento de ciertos profesionales para desarrollar nuestro proyecto de renovación de vivienda, diseño de un local comercial, rehabilitación… para que pueda cubrir nuestras necesidades y hagamos un espacio funcional y agradable. Es por ello que las reformas llave en mano cada vez cobran mayor protagonismo.

Es importante saber las necesidades, el tipo de persona a la que se va a enfocar, hobbies, gustos, conocimiento de la persona… para poder adaptar los espacios de la nueva vivienda a la persona y/o familia. Un diseño funcional no tiene porque estar reñido con la comodidad o el diseño. La ubicación de la obra también es determinante, no es lo mismo hacer una reforma en Mallorca que hacerlo en un Pazo gallego por ejemplo, los criterios, climatología y necesidades cambian.

¿Qué es un proyecto?

Un proyecto es una actividad temporal con una fecha de inicio y finalización. Tomemos, por ejemplo, el desarrollo de un nuevo sitio web o la construcción de una nueva casa desde cero.

El project management consiste en una serie de tareas que, en última instancia, tienen un único objetivo. Estos están sujetos a condiciones, como el tiempo, las personas y los recursos necesarios para completar el proyecto. Los proyectos pueden administrarse manualmente o mediante programas informáticos de gestión de proyectos.

Por lo general, un proyecto consta de cinco fases: inicio, planificación, ejecución, supervisión y finalización. Cada fase se compone de tareas específicas que le permiten alcanzar los objetivos del proyecto.

¿Qué es la gestión de proyectos?

En pocas palabras, la gestión de proyectos es el arte de administrar uno o más proyectos, es el proceso de organizar de principio a fin la buena marcha de un proyecto, objeto de un contrato, etc. Son todos los aspectos operacionales y tácticos los que hacen que un proyecto termine en un triángulo que representa el equilibrio calidad-coste-tiempo (QCD).

Esta es normalmente la función del director del proyecto. En términos generales, la responsabilidad de esta persona es combinar la estrategia (planificación) y las operaciones (ejecución) para llevar el proyecto a buen puerto. En primer lugar, hay que planificar las fases de progreso del proyecto y definir los objetivos estratégicos con las partes interesadas. Luego ejecutas el plan, administrando los recursos (materiales, personas, etc.) y las restricciones (objetivo, tiempo y costo) a lo largo del proceso.

Importante: La gestión eficaz de los proyectos requiere una gestión eficaz de las tareas. Los proyectos suelen dividirse en partes más pequeñas y manejables (tareas, actividades o hitos). Dado que el éxito de su proyecto depende principalmente de que las tareas se completen a tiempo, a menudo las tareas se priorizan y se programan en una línea de tiempo. Para asegurar de que la reforma y obra proceda según lo previsto, es importante respetar los plazos y completar las tareas de acuerdo con las dependencias y prioridades.

¿Qué es un director de proyecto?

Como ya se ha mencionado, el director del proyecto dirige cada fase del proyecto. Se encarga de convencer a los interesados, definir el alcance del proyecto y, por último, de planificar y llevar a cabo el proyecto. Incorporando un project manager que actúe como punto de contacto y solucionador de problemas. Llevando el control e interviniendo cuando sea necesario, con el objetivo de que el proyecto se complete dentro del plazo y del presupuesto, con la calidad esperada. Se lleva la gestión completa del proyecto, incluido el proyecto de arquitectura y el de interiorismo.

El project manager  determina las tareas que deben realizarse para alcanzar los objetivos del proyecto. Esta persona forma un equipo, se equipa con las herramientas necesarias y define la secuencia de tareas de acuerdo a un programa preciso.

También se encarga de crear el presupuesto del proyecto, gestionar los riesgos y supervisar el progreso del proyecto. Debe asegurarse de que la gente trabaje sin impedimentos y cumpla con los plazos.

Es importante señalar que aunque el líder del proyecto lidera el equipo y actúa como líder del proyecto, no es el jefe. El director del proyecto consigue que el patrocinador o un interesado acepte la idea de un proyecto y le proporciona informes periódicos sobre la marcha del mismo.

En general, en el project managemenet se requiere personas muy organizadas, orientadas a los resultados y apasionadas. Son capaces de trabajar bien bajo presión, muestran liderazgo y saben cómo motivar a los demás. Más allá de las habilidades interpersonales, la comunicación es otro requisito esencial. De hecho, esto nos lleva directamente a nuestro siguiente punto:

Los beneficios de una buena gestión de proyectos

Naturalmente, una buena gestión de un  proyecto de reforma o construcción aporta su parte de beneficios:

  • Cumplir las expectativas de todos los interesados
  • Trae orden y claridad a la obra
  • Mantener un enfoque y objetivos claros
  • Optimizar los recursos
  • Definir un plan de acción realista
  • Garantizar el control de calidad
  • Gestión de obra
  • Garantizar la vigilancia continua
  • Reducir el riesgo de fracaso
  • Gestionando el éxito y el fracaso (¡y aprendiendo de ello!)
  • Y a cambio, todo esto ayuda a motivar considerablemente a su equipo. No hace falta decir que, una vez más, esto lleva a mejores proyectos. Todo el mundo es un ganador, de verdad.

Principios fundamentales de la gestión de proyectos

Un project manager realiza una gestión profesional de proyectos donde se requiere un enfoque disciplinado. Y aunque cada proyecto es diferente, hay una serie de fundamentos universales de gestión de proyectos que puede aplicar para aumentar significativamente sus posibilidades de éxito.

Antes y durante el proyecto, hágase estas preguntas:

¿Qué hay que hacer?
¿Cuándo debe hacerse y en qué orden?
¿Cuál es el estado del proyecto?

5 fases de la gestión del proyecto

  1. Lanzamiento: el director del proyecto evalúa la idea del proyecto. Si su proyecto requiere un estudio de viabilidad, ahora es el momento de comenzarlo. Al final de la fase de iniciación del proyecto, debe tener un plan de proyecto claro, que debe ser aprobado por todas las partes. Esto evita malentendidos y permite manejar las expectativas a lo largo del proyecto.
  2. Planificación: es la elaboración de la hoja de ruta para todo el proyecto estableciendo las metas y objetivos.
  3. Ejecución: se refiere a la creación de productos de calidad. Como director de proyecto, usted es responsable de asignar recursos, centrar a su equipo en las tareas asignadas y desarrollar el proyecto de acuerdo con el plan que ha definido.
  4. Vigilancia y control: A lo largo de su proyecto, supervisa de cerca el estado de toda la obra o reforma
  5. Cierre

Cada fase incluye tareas y actividades específicas que deben completarse para lograr los objetivos de su proyecto.

Funciones en la gestión de proyectos

La gestión de proyectos rara vez es un evento aislado. Aquí hay una lista de los principales papeles que necesitarás:

  • El director del proyecto: la persona que dirige el equipo y organiza el trabajo. Dirige cada fase de la obra y se encarga de convencer a los interesados, definir el alcance del proyecto y, por último, planificar la ejecución del mismo.
  • Asesoramiento externo: siempre es una buena idea involucrar a personas externas en su proyecto. Ofrecen una nueva perspectiva y pueden introducir un enfoque diferente en caso de que estés en un punto muerto.
  • Miembros del equipo: especialistas y expertos en su campo, los miembros del equipo son la fuerza motriz del éxito de un proyecto. Cada miembro del equipo es responsable de llevar a cabo parte del proyecto.
  • Interesado: un individuo o grupo con un interés creado en el proyecto o para el cual el proyecto representa un «interés». Puede tratarse de un grupo interno o de un organismo de la empresa, o del público en general para un proyecto de obras públicas. El director del proyecto suele comunicarse con los interesados a lo largo de todo el proyecto y solicita activamente sus aportaciones sobre los resultados y progresos del proyecto, al tiempo que sigue gestionando sus expectativas.
  • El cliente: lo más frecuente es que el cliente no forme parte de la empresa que ejecuta el proyecto, sino que pague por el resultado final. El cliente determina el valor de un proyecto. Ya sea que se trate de un individuo, un equipo o un tercero, no debe tomarse a la ligera. Sólo se debe iniciar un proyecto cuando cada objetivo está en línea con las expectativas y deseos del cliente.

 

 

Créditos & citaciones en formato APA: Revista decorativa JOP.es, equipo de redacción profesional. (2020, 06). Project Management de Construcción. JOP. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.jop.es/42124178-project-management-de-construccion.html.
error: Content is protected !!